Categoria: IT Articles

BrainSINS acaba de publicar el estudio “Tendencias eCommerce 2015” donde han recogido las opiniones de 90 profesionales del eCommerce acerca de lo que viviremos durante el año 2015. El informe que han publicado contiene tanto un análisis a partir de las opiniones de los 90 expertos que han participado en el estudio, de donde se sacan las principales tendencias, miedos y deseos de los profesionales del eCommerce para este año recién comenzado, como las contribuciones individuales de los expertos.

El informe está publicado en formato presentación en SlideShare, y puedes verlo incrustado en este mismo post:

[slideshare id=42909094&w=595&h=485&sc=no]

Además, si prefieres descargarte el PDF, también puedes acceder a la siguiente web donde podrás bajártelo: http://recursos.brainsins.com/tendencias-ecommerce-2015/

2015.01 ecommerce

Gartner-Magic-Quadrant-for-Data-Quality-Tools

hybris la plataforma de comercio de mayor crecimiento, ha anunciado hoy que por segundo año consecutivo ha sido incluida como líder por Gartner en su “Cuadrante Mágico para eCommerce” (publicado el 8 de mayo de 2013), elaborado por Gene Alvarez, Praveen Sengar y Chris Fletcher.

Siguiendo el crecimiento substancial experimentado en 2011, hybris ha consolidado su posición dominante en el mercado como compañía independiente de ecommerce y comercio omnicanal, lo que ha ayudado a la compañía a conseguir una puesto liderazgo en el informe elaborado por Gartner.

“Dada la talla de nuestros dos competidores principales, creemos que nuestro puesto en el informe confirma que hybris es la solución más completa de ecommerce y comercio omnicanal que existe hoy en el mercado”, explicó Ariel Ludi, CEO de hybris. “Tanto nuestros dos competidores más fuertes, cómo otros más pequeños, luchan por competir con nosotros en resultados, valor y funcionalidad. En los próximos doce meses, queremos aumentar nuestra cuota de mercado y construir sobre los hitos conseguidos en 2012”.

De acuerdo con el informe de Gartner: “Las organizaciones están centradas en optimizar su portfolio de aplicaciones, consolidando las aplicaciones B2B y B2C en una única plataforma subyacente que cubra las necesidades tanto de los clientes B2B como B2C. Las compañías son cada vez más críticas en sus evaluaciones y están aumentando sus preferencias por plataformas que se adapten a los requisitos necesarios tanto para B2B y B2C. La experiencia de compra B2B está comenzando a estar cada vez a más cerca a la experiencia B2C: estos clientes B2B esperan una experiencia de usuario con catálogos dinámicos, recomendaciones y una personalización similar o mejor de la que se encuentran en su lugar de compra (B2C) favorito. Las compañías de tecnología, industriales, de manufactura, servicios para empresas, bioquímicas y servicios financieros están creando sites de ecommerce que imitan, y en algunos casos, sustituyen la experiencia de venta directa o indirecta, permitiendo a los clientes comprar durante las 24 horas del día”.

¿Cuáles son las principales funciones y capacidades de los usuarios finales de IT en el futuro? Aquí están mis pensamientos.

Vamos a empezar desde la parte superior: la misión fundamental de los departamentos de IT es aumentar el valor de las compañías. Este valor se determina mediante la maximización de la relación entre los ingresos y los costes. Esto lleva a cuatro objetivos principales para los departamentos de IT:

  •          Ejecutar el negocio de IT de manera más eficiente.
  •          Implementar rápidamente soluciones para manejar el negocio más eficazmente.
  •          Implementar rápidamente soluciones para hacer crecer el negocio.
  •          Ofrecer innovaciones tecnológicas que transforman el negocio.

Estos cuatro objetivos también están en el nivel superior de los objetivos del CIO, también conocidos como requisitos de los usuarios de negocio para su división de apoyo de IT. La imagen siguiente es un resumen de estos requisitos y algunas estrategias para hacer frente a los retos en las áreas centrales del departamento de IT.

No hay muchas historias de éxito o de fracaso de SOA a compartir ya que pocos realmente han logrado completar la adopción de SOA, pero hay muchas empresas que han comenzado su viaje en ese campo. Como parte de mi trabajo tengo la oportunidad de formar parte de varios viajes de SOA y aunque están en las primeras etapas ya hay varias lecciones que hemos aprendido. 

En todos los contratos SOA en los que yo estaba involucrado, nos dimos cuenta (tarde o temprano, y cuanto antes mejor) que sin tres pilares principales del edificio que estamos tratando de construir se derrumbaría. Estos principios son: el apoyo e implicación CxO, la semántica y un modelo de propiedad de la información clara. 

Apoyo e implicación CxO:

SOA no es sólo una tecnología o la arquitectura de IT, SOA es un cambio que afecta a toda la empresa. La adopción de SOA afecta el dominio del negocio de la empresa, así como los dominios de la información, aplicaciones y tecnología. Refleja las necesidades del negocio. Por lo tanto, si la empresa no adopta los servicios como un concepto para dirigir la empresa, la implantación de SOA será un fracaso. Los cambios en el negocio demandan no sólo apoyo sino también la participación de CxO en este proceso. Sin el apoyo y la participación directa del nivel de CxO no conviene ni siquiera tratar de iniciar al viaje SOA. 

Semántica:

La semántica es esencial para SOA. Sin semántica de negocio e información, será imposible crear una implementación de SOA. Si su empresa no tiene ningún modelo semántico de negocio ni de información usted no tiene los fundamentos para crear servicios que proporcionan las funciones de negocio mediante el uso de la información como las entradas y salidas. Usted sólo tendrá las bases para construir otra torre de Babel. La creación de modelos semánticos puede parecer obvia y sencilla, pero la mayoría de las empresas no tienen un modelo semántico para los negocios y la información de que (al menos) la mayoría de las unidades de negocio de la empresa aceptan. Además, es un proceso complejo y tedioso para construir modelos semánticos y el apoyo a su alrededor. Creo que sin un marco o metodología probada esta tarea se hace aún más difícil de lograr. Sin un modelo semántico claro se encontrará en un callejón sin salida de una forma u otra. 

Modelo de propiedad de la información clara:

La información es el componente central de SOA. Al final del día los servicios de negocio reflejan las capacidades de manipulación de datos. La mayoría de los problemas de IT en la empresa, por lo general, provienen de situaciones donde la información es manejada por dos o más unidades de negocio o es sólo un activo de una unidad de negocio. Si queremos construir una verdadera implementación de SOA, la propiedad de la información debe ser explícita y aprobada por todas las partes en la empresa. Los servicios se refieren a la manipulación de datos y la transferencia de los resultados para evitar silos de datos y la duplicación de datos. Sin acuerdos sobre la propiedad de la información no seremos capaces de solucionar los problemas. Por lo tanto, los problemas van a aflorar a la superficie en el transcurso de nuestro trabajo.

Uno de los pasos más importantes en un proyecto de movilidad es la selección de los dispositivos con los que los usuarios finales trabajarán todos los días, y que el administrador de sistemas tendrá que administrar.

Realmente, nunca hay un dispositivo perfecto para un caso determinado. La razón es que la selección del dispositivo es siempre un compromiso entre todas las partes involucradas en su selección, y no todas las partes estarán completamente satisfechas con la elección que se realice porque sus intereses son en algunos casos contrapuestos:

  1. Los usuarios finales por lo general prefieren los dispositivos pequeños y rápidos. Además los dispositivos deben ser lo más robustos posible, pero sin ser demasiado pesados. Y, por supuesto, la batería debe durar mucho. Y no olvidemos que la pantalla debe ser tan grande como sea posible, aunque el dispositivo sea pequeño. Es fácil ver adonde conducen estos requerimientos: muchos de ellos con contradictorios y, si encontráramos un dispositivo que los cumpliera en su mayor parte, sería sin duda muy caro.
  2. Esto último es algo que a la dirección de la compañía, que tiene que asumir el coste de los dispositivos, no le gusta. La dirección querrá comprar dispositivos tan baratos como sea posible y cuyo coste de mantenimiento sea también lo más bajo posible. Sin olvidar que los dispositivos deberían trabajar por lo menos tres años sin problemas para mantener el TCO.
  3. Por su parte, los administradores de sistemas preferirán dispositivos que sean fáciles de administrar, lo que significa tener la posibilidad de acceder a los dispositivos cuando sea necesario y que la gestión de los mismos no requiera demasiado esfuerzo.

Teniendo en cuenta todos estos intereses en conflicto, ¿cómo elegir el dispositivo correcto? Hay una serie de reglas que se deben seguir al seleccionar los dispositivos:

  1. Involucrar a todas las partes al principio del proyecto. Es especialmente importante que los usuarios finales se involucren, ya que son el factor decisivo para que un proyecto de movilidad sea un éxito. Si los usuarios finales no están contentos con los dispositivos seleccionados el proyecto no será un éxito.
  2. Probar varios dispositivos, incluyendo diferentes tipos de dispositivos como ordenadores portátiles, Tablet PCs y PDAs. Tener la mente abierta al hacer estas pruebas: es posible que ya se tenga una idea del tipo de dispositivo que se quiere, pero podría resultar que el dispositivo que se había pensado originalmente no sea el mejor dispositivo para su proyecto.
  3. Probar siempre los dispositivos más robustos, reforzados y resistentes a las malas condiciones ambientales (si estos dispositivos tienen sentido en su entorno). Es cierto que la inversión podría ser mayor al principio, pero el costo total de propiedad puede ser menor ya que estos dispositivos tendrán una vida útil superior que los no reforzados.
  4. Tomar la decisión sobre el dispositivo finalmente seleccionado junto con todas las partes involucradas.

Desde el punto de vista técnico, los aspectos a tener en cuenta en la selección del dispositivo, son los siguientes

  1. Duración de la batería: Demasiadas paradas para cambiar baterías afectará a la productividad de los usuarios finales.
  2. Rendimiento: los tiempos de espera deben reducirse al mínimo y el dispositivo debe poder trabajar bien con la aplicación.
  3. Memoria: debe ser suficiente para la aplicación que se va a ejecutar en el dispositivo.
  4. Robustez: Cuanto mas robusto, mayor será la vida útil del dispositivo.
  5. Facilidad de operación.
  6. Pantalla: lo fácil que es para los usuarios finales para leer los datos en la pantalla. La pregunta es ¿Es el tamaño de la pantalla suficiente para la aplicación?
  7. Almacenamiento de datos: ¿Qué opciones de almacenamiento de datos ofrece el dispositivo? ¿Son estas opciones suficientes para el funcionamiento de su aplicación?
  8. Accesibilidad: ¿Es fácil acceder a un dispositivo de forma remota en caso de problemas?
  9. Sistema Operativo: ¿Es un sistema operativo propio del dispositivo ó propio de la aplicación a ejecutar en el mismo?
  10. Estabilidad: El dispositivo tiene que ser lo más estable posible, ya que cada inestabilidad podría resultar en la pérdida de datos.

Como se puede ver, hay muchos factores a tener en cuenta al seleccionar un dispositivo móvil. Dedicar el suficiente tiempo a la selección de los dispositivos correctos supone en general dedicar menos tiempo después a la operación y el mantenimiento de los mismos.

Es habitual que por parte del departamento de Sistemas de una compañía se generen muchas discusiones sobre la manera “correcta” de implementar una arquitectura orientada a servicios (Service Oriented Architecture ó SOA), pero la realidad nos muestra que la mejor manera de adoptar SOA es convencer a “la parte empresarial” de nuestra compañía de las ventajas de esta arquitectura para el negocio. Debemos ser realistas y aceptar que las Tecnologías de la información son sólo una herramienta o un facilitador para que el negocio alcance sus objetivos.

Service Oriented Architecture
De hecho, ya que las TI son la herramienta para gestionar la información de la empresa, siempre acaban reflejando la situación de la misma. Es decir, la información de la empresa estará mejor ó peor en función de la forma de gestionar el negocio, por tanto, hay una influencia directa del negocio en las TI.

Y esto significa que desde el lado del departamento de Sistemas de Información es posible encontrar una buena arquitectura y lanzarse a utilizarla, sin embargo, si nos ponemos a resolver los problemas de TI sin resolver primero los problemas del negocio, es probable
que fracasemos.

Todos estamos familiarizados con los típicos “problemas imposibles de TI” que todo el mundo se esfuerza en resolver desde el lado de sistemas: el propio departamento, los proveedores de soluciones, los proveedores de servicios de implantación… Pero ¿Alguna vez nos paramos a pensar porque nos encontramos con estos problemas? Si alguna vez lo hacemos tal vez nos demos cuenta de que el problema “irresoluble” que tenemos en TI, es en realidad un reflejo de un problema del negocio. Si este es el caso, no importa que arquitectura de TI acabemos eligiendo. La solución al problema está en rediseñar primero los procesos de negocio.

Esto es fácilmente entendible si acudimos al recurso que utilizan algunos autores de comparar la arquitectura de sistemas de una empresa con la planificación urbana de una ciudad. Por ejemplo, si en una ciudad se ha decidido construir el aeropuerto en una ubicación errónea, cuando se realice la planificación del tráfico de mercancías y personas, la ubicación de los edificios y complejos de oficinas, y el trazado de vías férreas y autopistas, no importa las vueltas que le demos al diseño, la solución nunca será optima, porque la ubicación del aeropuerto no lo es. Si, utilizando esta analogía, comparamos el tráfico de personas y edificios con el tráfico de información del sistema, los edificios con las aplicaciones, y las carreteras y vías férreas con la infraestructura, entenderemos porqué solo cambiando la ubicación del aeropuerto (los procesos de negocio) se puede optimizar los sistemas.

El problema al que se enfrentan hoy las empresas respecto a SOA, es que SOA es una arquitectura “técnica” impulsada por el departamento de sistemas, pero a menudo sin consultar al lado del negocio de la empresa. Lo irónico del asunto es que realmente la arquitectura SOA puede ayudar a las empresas a rediseñar los procesos de negocios evitando los “problemas irresolubles” de sistemas, que son los que a su vez impiden tener éxito al implantar una arquitectura SOA.

Esta paradoja nos indica que los proyectos de implantación de SOA deben estar íntimamente ligados a las necesidades del negocio y que junto al equipo de sistemas, debe contarse con un equipo de la parte de negocio que apoye el cambio y que aproveche la implantación de la nueva arquitectura para rediseñar procesos allí donde fuera necesario. Solo así se garantiza el éxito de un proyecto SOA.